LA MUJER EN N.A.

mujerEl día de hoy quisiera regalar un poquito de como llegue al grupo de NA; bueno pues yo llegue con mucho miedo, insomnio, dolor de cabeza, etc. Y con todos los defectos de carácter, principalmente con mucha ira, resentimiento, con mucho egoísmo. Pues yo pensaba que mi vida era normal, que si yo me enojaba era para que me tuvieran miedo, respeto y mis hijas me obedecieron, siempre las regañaba, las insultaba, las hacía sentir mal, las regañaba porque no me gustaban que jugaran feo,  siempre las quería tener limpiecitas, peinadas, que no se ensuciaran porque les gritaba, las ponía en vergüenza o les pegaba enfrente de sus compañeras (os) , me molestaba que hicieran ruido, todo tenía que estar en orden.

Cuando llegué al grupo, cuál fue mi sorpresa que era una neurótica perfeccionista y además  de eso tenía todas las máscaras de la neurosis ya que cada día me daba cuenta cuanto me identificaba con los compañeros, para mí fue muy doloroso aceptar que estaba enferma emocionalmente y que sola no podía salir , que necesitaba de un grupo, recuerdo que  cuando llegue me agrado el lugar me sentí en confianza ya que había muchas personas que pasaron por lo mismo y que me regalaban sus experiencias para  poder ir saliendo de ese fondo emocional en el que me encontraba y dejar atrás esos defectos de carácter para poder hacer feliz a mi familia y encontrar esa felicidad que no tenía.

Me encontraba tan mal cuando llegué, que me costó trabajo entender que el programa es de tres legados y que si uno no realiza servicio difícilmente podrá salir de ese egoísmo en el que me encontraba, nada más estar pensando en mí y lo que sentía, siempre quise estar llamando la atención de las demás personas, los compañeros me motivaron a tomar servicios y me dijeron que no pasaba nada.

Los primeros servicios que tome fueron la séptima  y cafetería, para mí fue muy difícil porque yo temblaba, sentía que todos me observaban y que en cualquier momento  se me podía caer el café, poco después me regalaron una guardia, no fue nada fácil el primer día que coordine porque empecé a sudar frío, me temblaba  la boca a veces ya no podía hablar, pero lo fui superando con el tiempo así poco a poco me fue involucrando en los demás servicios.

Conforme iban pasando los días se me fue quitando el miedo de querer salir de mi casa, porque pensaba que algo me podía pasar afuera , me daba miedo todo, cosas que parecían tan sencillas , para mi eran un tormento, sin  darme cuenta empecé a retomar mi vida como antes, poco a poco salía a la calle como cualquier persona.

Claro que no me ha sido fácil aceptar que soy una persona neurótica y que necesito ayuda de un grupo , pero con lo que me ha regalado aquí los compañeros he aprendido a ser feliz y a hacer feliz a mi familia y aún sigo aprendiendo ,muchas cosas, sobre todo a dejar defectos de carácter que me estaban matando.

Antes yo no me daba cuenta  de mis actos, claro que estando en un grupo ya debo hacer servicio de recuperación y ya no estar pensando en mi como una persona egoísta que no puede mirar a su alrededor, pero aun así acepte, porque sentí que mi poder superior me lo había regalado.

Ahora ya puedo disfrutar a mi familia, el grupo me ha regalado eso y otras cosas más es por eso que agradezco a mi Poder Superior el haberme puesto en una agrupación.


 

MAESTRO DE LA MENTIRA

mentirasUno de mis defectos fue el ser mentiroso, entendiendo que la mentira es una manifestación neurótica de actuar contrario a la verdad lo que se sabe, cree o piensa.

Solo recuerdo que cuando inicio de niño este defecto, mintiendo por miedo, las golpizas que me daba mi madre eran de terror cuando cometía una equivocación, tenía que mentir para protegerme, decir “ que yo no lo había hecho” y echarle la culpa a mis hermanos, decir que “ya le había dado de comer a los cerdos” cuando ni siquiera me había parado por el corral, decir “si” aunque no me gustara, decir “no” cuando si lo podía hacer, mentir que tenía grandezas cuando no las tenía, decir que no robaba mazorcas del campo y si lo hacía. Un día tuve que robarle a un santo las monedas de su nicho, que le depositaba la gente, esto me creo sentimientos de culpa que día a día con mentiras y más mentiras se fueron agradando, a tal grado que aumento mi miedo que ya tenía. Sin embargo eso no paro ahí, cuando llegue a mi juventud empecé a mentir para obtener placer comencé por mentir a las mujeres y hacerles promesas, encontré que una mujer carente de amor con mentiras le elevo el ego y su vanidad  y se la cree, ofreciéndoles regalos que yo ni siquiera  sentía ganas de dárselos.

Eran mujeres que con solo estos hechos estaban contentas, convirtiéndome muchas veces en galán casero ya que me mantenían, mujeres que soportaban mi carácter de todos los diablos y mis deshonestidades, andando o saliendo con otras mujeres, les mentía a tal grado que les decía “ voy a trabajar “ y me desaparecía un día o dos, llegaba cansado y mentía haciéndome pasar por enojado para que no me dijeran nada , utilizando la mentira para el chantaje y la manipulación, amenazaba con irme de la casa para conseguir todo lo que quería, porque una mujer carente de amor es lo que menos quiere, perder a su muñequito que le mantiene su vanidad, su ego  y por consiguiente su inseguridad, mujeres desvaloradas, que yo con mentiras les hice mucho daño.

Llegue a Neuróticos Anónimos, lleno de culpas, miedo y mucha inseguridad, siendo estos defectos que habían convertido mi vida en un infierno.

Empecé a aprender que la culpa es la madre de todos los errores, y me dijeron ¿quieres sentirte mal? Llénate de culpas y culpa a los demás y no aceptes tu culpa, me hicieron comprender que solo los psicópatas no sienten culpas y yo si las sentía “cuando aceptes tu culpa y repares los daños honestamente es cuando te vas a sentir bien”, me dijeron que si seguía con ese tipo de culpa irresponsable, iba a seguir mintiendo y cometiendo errores más grandes, porque así funciona ese círculo vicioso culpa-error-culpa.

En cuanto al miedo, aprendí que solo era falta de fe, tenía miedo a perder mis placeres, mi seguridad material y mi seguridad emocional, por eso mentía para conservar mi privilegio de galán casero y que me siguieran manteniendo trabajando ellas, hoy  creo en mi Poder Superior y se que nada me faltará,

La inseguridad, como causa fundamental de un mentiroso ha sido lo que más trabajo me ha costado, mentí creyendo que estaba recuperado, (autoengaño) lo peor de un neurótico es creer como yo que ya estaba practicando el programa, pero todavía cometía deshonestidades; me elevaba en la tribuna engañando que ya recibía grandezas con pequeños logros, cuando en realidad seguía de mediocre.

Hoy vivo bien con mi nueva pareja que no quiero perder por mis mentiras. Lo que mas trabajo me ha costado, es aprender que la inseguridad es la causa fundamental de un mentiroso.


LA RECUPERACIÓN EN NA NO ES UN MITO, ES UNA REALIDAD

Publicado en TRIBUNA No. 35

Antología de Tribuna No. 1, Pág. 32

 

Para iniciar este compartimiento trataré de ofrecer una idea de las causas y las características de la enfermedad emocional, y al final, trataré de compartir algunas ideas acerca de las características de la salud mental y emocional.

En N.A. hemos aprendido que la enfermedad emocional es causada por el egoísmo que mantiene a una persona en una continua preocupación por sí misma, lo cual le impide adquirir la habilidad de amar y por consiguiente, no disfruta de emociones sanas.

Algunas manifestaciones de la enfermedad son: Miedo, soledad, angustia, desesperación, mal carácter, depresión, irritabilidad, insomnio, compulsiones y algunas más. La enfermedad es progresiva si no se atiende y provoca un gran sufrimiento a quien la padece.

En ocasiones se buscan fugas para evitar este sufrimiento y también se huye de la relación con otras personas.

Otras características importantes de la enfermedad son las actitudes de autocompasión, resentimiento, intolerancia e insatisfacción.

Muchas veces, al tratar de encontrar una solución para resolver el problema que la enfermedad plantea, se llega sólo al fracaso, porque se intentan acciones que no dan resultado, como son: El cambiar de casa, buscar diversiones, hacer compras irrazonables, cambiar de empleo, etcétera.

La mayoría de las veces no se obtiene mejoría porque no llegamos a entender que la enfermedad emocional es una enfermedad espiritual.

Decimos esto, porque está localizada en nuestros pensamientos,  sentimientos y actitudes.

LA CURA CION EN N.A.

En N.A. aprendemos que la enfermedad se cura por medio de darse por vencido, depender de un Poder Superior y hacer un inventario moral (4o. Paso). Darse por vencido significa aceptar la impotencia ante nuestras emociones, buscar ayuda de N.A. con el fin de aceptarnos y aceptar a los demás, así como las cosas que no podemos cambiar.

Fe y confianza en un Poder Superior es poner nuestra vida y nuestra voluntad bajo su cuidado.

El inventario moral se hace con el fin de conocer hasta qué punto se llegaron a deformar nuestras personalidades debido a las tendencias negativas.

Cuando se ha hecho un gran esfuerzo por practicar el programa de N.A., se obtiene el fruto más preciado: La salud mental y emocional.

Esto es, sentirse bien, sentir amor, comprender a los demás, ser feliz y tener una vida plena y satisfactoria. Además, tener pensamientos, actitudes y sentimientos de profundo agradecimiento por el don de la vida, satisfacción por el lugar que nos tocó ocupar en ella, estar contentos por lo que hacemos y saber que hay todavía mucho por hacer.

Aceptarnos a nosotros mismos y aceptar a los demás como son. Aceptar lo inevitable, perdonar y perdonarse sin guardar resentimientos, sentirse libre, ayudar a los demás y disfrutar de lo bello de la naturaleza cada día.

Nuestra tarea en NA es aprender a amar y servir para recuperarnos de la enfermedad emocional.


INFIEL

POR ANÓNIMO

infielLlegue al grupo sufriendo de un terrible vacío, una terrible, una terrible soledad a pesar de tenerlo todo, a mis padres, a mis hermanos, a mi esposa que tuvo que pagar caro al vivir al lado de un hombre infiel , porque fue sometida al dolor más cruel  “ los celos” , porque una persona infiel es lo primero que provoca, pero esto no inicio cuando descubrió que la engañaba, desde el momento en que le entregue un cariño fingido, una responsabilidad y una fe una moral fingida, un grito, un chantaje, un reproche, una apatía, una desconfianza, una falta de respeto; ya era infiel.

Mis fugas dan comienzo también con mi infidelidad; primero sumergido en trabajos innecesarios en la  casa, segundo relaciones sociales frívolas, tercero trabajos artísticos de mala calidad, cuarto ; refugio en una creencia religiosa sin fe, quinto; conocer al grupo y darle más importancia a las juntas que a los problemas de mi familia creyendo que eso era recuperación.

Fingiendo que estaba  haciendo un servicio  (sin sentirlo de corazón) desde el momento en que me fugue en los servicios y desatendí mi responsabilidad con mi familia ya era infiel, desde ese momento fui creando un desvío conyugal que tuve que pagar muy caro, la huida de mi esposa, la separación familiar, el dolor de mis hijos, las consecuencias fatales de un matrimonio desintegrado.

Tuve que aprender en el programa, o hacia nuevos ajustes o seguía echando a perder relaciones futuras, o me dedicaba al programa y ser verdaderamente honesto o me llevaba el diablo de nuevo.

Practicar el amor genuino la responsabilidad genuina, el servicio por gratitud  (no por fuga o por prestigio) y practicar principios que rescataron mi vida nuevamente, hoy he recuperado la confianza de mi nueva pareja, el cariño de mis hijos dedicándoles el tiempo que les corresponde, siendo responsable hasta donde mi límite alcanza, detectando, admitiendo y corrigiendo como dice el décimo paso, corrigiendo inmediatamente, hoy conozco la felicidad garantizada y la utilidad verdadera  que sugiere el primer paso.

Nada me duele, nada me falta gracias a mi programa de NA y a mi Poder Superior, a mis compañeros que son la conciencia de Dios.


 NA EN INSTITUCIONES CARCELARIAS
ÚTIL

Por Carlos (Reclusorio Norte)

carcelLlevo siete meses en N.A. me internaron en esta cárcel por catorce años, el motivo fue que le falte a mi esposa y por meterme con la secretaria de mi oficina.

Hoy sé que lo merezco, pues jugué con la confianza de mi esposa y violé los mandamientos de un Dios justo y amoroso.

Al llegar aquí me apegué a un Poder Espiritual y el programa de N.A. ha sido el complemento para mi dieta y recuperación, hoy veo como Dios le habla al hombre y lo regaña por medio de otros (catarsis) y tribuna, es el medio que repite en público lo que nosotros cometimos en privado ( faltas, fallas y pecados).

He sentido como ese Dios amoroso me atrae a su programa de rehabilitación, ya que yo estaba reprimido interiormente y me quise suicidar al sentir la culpa y escuchar la sentencia.

Por eso al reflexionar y sentirme en paz y perdonado purgaré la sentencia para reparar el daño moral y de paso aguanto en paz este retiro espiritual, ya que he sentido que varios de mis compañeros comparten mi fe y religión.

Hoy he probado en mí el programa de N.A. y la humildad con que lo tomo, siento mi ira y mis inquietudes derrotadas (no reprimidas).

Mi madre y mi hermana me ven más estable y productivo, pues laboro en la capilla del penal todo el día y solo voy a mis juntas a N.A.

No me quiero enfermar con otros grupos, me pone bien el café y las galletas que nos mandan del área, por ello doy gracias.

Hoy, solo por hoy, no me irrito ni me desespero, espero solo la voluntad de Dios cada día.

De aquí hasta el cielo, se que es difícil no creer, pero si creemos, seremos más felices porque creemos en algo.

Yo asisto a mi curso N.A. porque quiero alimentar y mimar a mi niño interior que traigo y que nunca lo atendí.

Siempre lo esquive y nunca voltee a verlo y menos le hacía caso.

Me he contestado con el programa mis interrogantes existenciales y me ha dado estructura a mi quehacer cotidiano, este programa sirve muchísimo, porque hace de un hombre desdichado un hombre feliz y dichoso, solo al cambiar sus juicios y actitudes.

_________________________________________________________________________________________________