La Mujer en NA II

LA

MUJER  EN

N.A.

El

  día  de  hoy  quisiera  regalar  un  poquito  de  como  llegue  al  grupo  de  NA;  bueno  pues  yo  llegue  con  mucho  miedo,  insomnio,  dolor  de  cabeza,

etc.

Y

  con  todos  los  defectos  de  carácter,  principalmente  con  mucha  ira,  resentimiento,  con  mucho

egoísmo.

Pues 

yo  pensaba  que  mi  vida  era  normal,  que  si  yo  me  enojaba  era  para  que  me  tuvieran  miedo,  respeto  y  mis  hijas  me  obedecieron,  siempre  las  regañaba,  las  insultaba,  las  hacía  sentir  mal,  las  regañaba  porque  no  me  gustaban  que  jugaran  feo,  siempre  las  quería  tener  limpiecitas,  peinadas,  que  no  se  ensuciaran  porque  les  gritaba,  las  ponía  en  vergüenza  o  les  pegaba  enfrente  de  sus  compañeras  (os)  ,  me  molestaba  que  hicieran  ruido,  todo  tenía  que  estar  en

orden.

Cuando 

llegué  al  grupo,  cuál  fue  mi  sorpresa  que  era  una  neurótica  perfeccionista  y  además  de  eso  tenía  todas  las  máscaras  de  la  neurosis  ya  que  cada  día  me  daba  cuenta  cuanto  me  identificaba  con  los  compañeros,  para    fue  muy  doloroso  aceptar  que  estaba  enferma  emocionalmente  y  que  sola  no  podía

  salir,

que 

necesitaba  de  un  grupo,  recuerdo  que  cuando  llegue  me  agrado  el  lugar  me  sentí  en  confianza  ya  que  había  muchas  personas  que  pasaron  por  lo  mismo  y  que  me  regalaban  sus  experiencias  para  poder  ir  saliendo  de  ese  fondo  emocional  en  el  que  me  encontraba  y  dejar  atrás  esos  defectos  de  carácter  para  poder  hacer  feliz  a  mi  familia  y  encontrar  esa  felicidad  que  no

tenía.

Me

  encontraba  tan  mal  cuando  llegué,  que  me  costó  trabajo  entender  que  el  programa  es  de  tres  legados  y  que  si  uno  no  realiza  servicio  difícilmente  podrá  salir  de  ese  egoísmo  en  el  que  me  encontraba,  nada  más  estar  pensando  en    y  lo  que  sentía,  siempre  quise  estar  llamando  la  atención  de  las  demás  personas,  los  compañeros  me  motivaron  a  tomar  servicios  y  me  dijeron  que  no  pasaba

nada.

Los 

primeros  servicios  que  tome  fueron  la  séptima  y  cafetería,  para    fue  muy  difícil  porque  yo  temblaba,  sentía  que  todos  me  observaban  y  que  en  cualquier  momento  se  me  podía  caer  el  café,  poco  después  me  regalaron  una  guardia,  no  fue  nada  fácil  el  primer  día  que  coordine  porque  empecé  a  sudar  frío,  me  temblaba  la  boca  a  veces  ya  no  podía  hablar,  pero  lo  fui  superando  con  el  tiempo  así  poco  a  poco  me  fue  involucrando  en  los  demás

servicios.

Conforme 

iban  pasando  los  días  se  me  fue  quitando  el  miedo  de  querer  salir  de  mi  casa,  porque  pensaba  que  algo  me  podía  pasar  afuera  ,  me  daba  miedo  todo,  cosas  que  parecían  tan  sencillas  ,  para  mi  eran  un  tormento,  sin  darme  cuenta  empecé  a  retomar  mi  vida  como  antes,  poco  a  poco  salía  a  la  calle  como  cualquier

persona.

Claro 

que  no  me  ha  sido  fácil  aceptar  que  soy  una  persona  neurótica  y  que  necesito  ayuda  de  un  grupo  ,  pero  con  lo  que  me  ha  regalado  aquí  los  compañeros  he  aprendido  a  ser  feliz  y  a  hacer  feliz  a  mi  familia  y  aún  sigo  aprendiendo  ,muchas  cosas,  sobre  todo  a  dejar  defectos  de  carácter  que  me  estaban

matando.

Antes 

yo  no  me  daba  cuenta  de  mis  actos,  claro  que  estando  en  un  grupo  ya  debo  hacer  servicio  de  recuperación  y  ya  no  estar  pensando  en  mi  como  una  persona  egoísta  que  no  puede  mirar  a  su  alrededor,  pero  aun  así  acepte,  porque  sentí  que  mi  poder  superior  me  lo  había

regalado.

Ahora 

ya  puedo  disfrutar  a  mi  familia,  el  grupo  me  ha  regalado  eso  y  otras  cosas  más  es  por  eso  que  agradezco  a  mi  Poder  Superior  el  haberme  puesto  en  una

agrupación.